El proyecto TALENT prepara un workshop para el próximo 17 de diciembre sobre los principales objetivos y logros del proyecto hasta el momento, enfatizando en los beneficios que las soluciones planteadas para una mayor flexibilidad pueden aportar a la red y a la aceleración de la transición energética.

Esta iniciativa, financiada con fondos europeos y coordinada por CARTIF, tiene como objetivo ofrecer soluciones rentables para la flexibilidad de la red, proporcionando un formato modular y escalable que pueda gestionarse mediante un software interoperable a nivel doméstico, de distrito y de escala de servicios públicos. En este contexto, el proyecto celebrará esta semana su primer taller online, llamado ‘Desarrollos tecnológicos rentables para acelerar la transición a energías limpias’.

El proyecto TALENT, que comenzó en 2019 y tiene previsto terminar su actividad en 2022, persigue aumentar la flexibilidad del sistema eléctrico a través de la reducción del coste asociado a la integración de baterías en la red eléctrica. Para lograrlo, se desarrollarán tres nuevos elementos tecnológicos: topologías escalables y modulares para la electrónica de potencia, dispositivos de electrónica de potencia para niveles de voltaje específicos y gestión de sistemas de energía interoperable y ofrecida como un servicio.

Esta iniciativa internacional tratará de desarrollar electrónica de potencia para baterías de rango 400-800V un 5% más eficiente y un 20% más barato, para baterías de 1,5 kV basada en nuevos dispositivos IGBT y FWD un 15% más baratas y para baterías de 3 kV basada en nuevos dispositivos MOSFET un 20% más baratas, así como una arquitectura de software de control en la nube con elementos locales que permita la integración de las baterías en plantas de energía virtuales.

Regístrate aquí

Share This