El centro tecnológico CARTIF ha sido la sede de la reunión de lanzamiento del proyecto ARISE, en el que participan diferentes  organizaciones europeas  que conforman el consorcio que está dando los primeros pasos de una iniciativa diseñada para fortalecer la industria en Europa, a través de la implementación de las interacciones humano-robot (HRI) en sus procesos.

En jornadas de trabajo que han tenido lugar durante los días 23 y 24 de enero investigadores de diversos países han comenzado a trabajar en el proyecto que tendrá  una duración de 42 meses. El consorcio está compuesto por CARTIF, FIWARE, EPROSIMA, PAL ROBOTICS, DEMOS HELSINKI, la POLITECNICO di MILANO, INTELLIMECH, FundingBox, ALGEBRAIC AI  y ENGINEERING.

Esta propuesta, financiada dentro del marco Horizonte Europa y coordinada por CARTIF en colaboración con la Fundación FIWARE, surge ante la necesidad de crear una colaboración eficiente entre humanos y robots para generar entornos de trabajo resilientes y sostenibles. ARISE tratará de fortalecer la industria, destacando sus capacidades de Inteligencia Artificial y ecosistemas robóticos con un middleware, o software intermedio, de código abierto en tiempo real para aplicaciones robóticas industriales, basado en estándares potentes industriales como FIWARE y FastDDS, respetando los aspectos éticos.

Para ponerlo en práctica, el proyecto desplegará el HRI industrial a escala en cuatro instalaciones de ensayo y experimentación (TEFs) y más de veinte centros de trabajo de toda Europa, gracias a un plan de apoyo financiero de terceros (FSTP), involucrando proveedores de HRI (startups y PYMES) y a empresas de usuario final de Europa.

El equipo de CARTIF involucrado en el proyecto, además de la coordinación general de la propuesta, se encargará de dar soporte para las convocatorias de financiación, además de ser el responsable del establecimiento, operación y mantenimiento de las instalaciones de prueba y experimentación (TEFs), incluyendo la formalización de casos de usos en interacción humano-robot.

Nos gustaría generar con el proyecto ARISE un nuevo middleware abierto que ayude a las empresas europeas a generar aplicaciones robóticas de forma ágil y robusta para que la interacción humano-robot en diferentes entornos de trabajo sea una realidad mañana respetando los estándares éticos y de seguridad que distinguen a Europa” detalla Mireya de Diego Moro, responsable del proyecto ARISE en CARTIF.

Share This